Viernes , 27 abril 2018
Última Hora
Inicio » Cartas Abiertas » Dos minutos con mis hijos
Dos minutos con mis hijos

Dos minutos con mis hijos

Dos minutos. Ese es el tiempo que he podido estar con mis dos hijos de 6 y 10 años ayer, después de tres meses sin verlos ni poder hablar con ellos. Sin saber donde estaban, con quien, que estaban haciendo, si se encontraban bien, si echaban en falta algo, si todavía saben que su padre existe, que no se ha ido, que no los ha abandonado, que continua queriéndolos como siempre o incluso más, si se puede.

Dos minutos, desde el 18 de enero en que su madre me denuncio por maltratos y amenazas de muerte, falsas por supuesto, sin pruebas, sin informes médicos, sin nada que pudiera inculparme, porque no puede tener nada, simplemente porque no existen. Me vinieron a buscar los Mossos a mi casa, bueno, a mi casa no, a casa de una amiga que es donde vivo ahora en una habitación alquilada. Me llevaron, juicio rápido, sin posibilidad de defenderte como se supone que puede hacer cualquier ciudadano de este país. ¿Recuerda alguien que existe una Constitución? Pero claro, eres hombre y culpable por ello, y por si acaso y para no equivocarse, el Juez pone orden de alejamiento en contra de ella, no de mis hijos, pero como ellos se han quedado en “su” casa, que también la estoy pagando yo, pues a ellos tampoco los veo porque ella no me los deja. Dos minutos desde ése 18 de enero que mis hijos no han podido estar con su padre, disfrutar de sus juegos, de sus bromas. Ya no recuerdo lo que es acostarlos después de bañarlos y darles unos besos de buenas noches, ni despertarlos por la mañana con un “Bon día” y hacerles el desayuno, ni llevarlos a la escuela, ni a la piscina, ni pasear en bici. Nada de nada. Dos minutos. ¿Que le puede decir un padre a sus hijos en dos minutos? Cuatro besos, dos fuertes abrazos, que guapos estáis y como habéis crecido desde enero. Y ¿que me dicen mis hijos en dos minutos? “Papa, queremos estar contigo.” Me abrazan y me besan, ellos saben que no he hecho nada malo. Y, eso mismo, le dicen a su madre y le piden ir a verme, pero ella les dice que no, que hasta que el Juez no lo diga, nada de nada.
Llevo nueve meses esperando un juicio que me permita estar con ellos, que puedan estar conmigo los días que me toquen. Nueve meses es mucho tiempo. ¿Quien me va a devolver todo lo que me he perdido de ellos? Y todo esto me pasa porque un día descubrí que éramos tres en mi cama y no quise entrar en el juego. Estoy muy agradecido a la persona que ha hecho posible esos dos minutos; y espero que otro día sean algunos más. Gracias.

AGUSTÍ NATAL Cambrils

Asociación Catalana de Padres Separados

Acerca de Editor

Administradores de la web de l'Associació Catalana de Pares Separats. ACAPASE

5 Comentarios

  1. Desde Febrero estoy en tu misma situacion, y sin saber hasta cuando …

    No entiendo esta justicia que permite que un padre sea alejado de sus hijos simplemente por que una persona lo denuncia sin mas pruebas que su imaginacion , a fecha de hoy aun estoy esperando que un juez me llame…

    Por favor que se ponga fin a esta locura, mi unico delito es amar a mis niñas …

  2. de que sirve hablar del tema si los que pueden poner remedio no tienen el menor interés. Escribi un email al ministerio de igualdad y me contestarón con toda naturalidad. que la ley de violencia de genero estaba aprovada por el parlamento y para mas inri decian que el tribunal constitucional aceptaba de buen grado el incumplimiento del articulo 14 “no discriminación por razón de sexo”. Después de esto sobran las palabras… es una lucha perdida… prefieren pisotear derechos de inocentes a que unos malnacidos maltraten mujeres…

  3. de que sirve hablar del tema si los que pueden poner remedio no tienen el menor interés. Escribi un email al ministerio de igualdad y me contestarón con toda naturalidad. que la ley de violencia de genero estaba aprovada por el parlamento y para mas inri decian que el tribunal constitucional aceptaba de buen grado el incumplimiento del articulo 14 “no discriminación por razón de sexo”. Después de esto sobran las palabras… es una lucha perdida… prefieren pisotear derechos de inocentes a que unos malnacidos maltraten mujeres…

  4. El hembrismo es su máxima expresión.

    atribuir la propiedad de los hijos a la madre es la forma mas baja de propiedad que hoy existe y aún peor que la esclavitud tradicional entre el amo y el esclavo.

    igual pasa con un familiar mio, que como es´ta desempleado su mujer no le permite ni hablar con sus hijos mientras no le dé dinero.

    es algo realmente perverso lo que las actuales leyes permiten y todo por no aprobar la custodia compartida.

  5. Impresionante testimonio que por otra parte es desgraciadamente habitual. Yo me encuentro en la misma situación. No veo a mi hija desde hace tres meses. Una olla a presión sin válvula de escape. Luego tenemos que ver por la tele que cada día muere una de estas elementas. Sin comentarios.

Deja un Comentario