Martes , 12 diciembre 2017
Última Hora
Inicio » Divorcios y Separaciones » Menores » Alienacion Parental » ¿Por qué el Ministerio de “Igual-da” y algun@s “miembr@s” del CGPJ niegan la existencia de la Alienación Parental?
¿Por qué el Ministerio de “Igual-da” y algun@s “miembr@s” del CGPJ niegan la existencia de la Alienación Parental?

¿Por qué el Ministerio de “Igual-da” y algun@s “miembr@s” del CGPJ niegan la existencia de la Alienación Parental?

En los últimos días se ha emprendido una campaña especialmente machacona –hasta casi el aburrimiento- por parte del Consejo General del Poder Judicial y del Ministerio de “Igual-da”, en la que se cuestiona, o se niega abiertamente, que exista el denominado Síndrome de Alienación Parental (SAP) además, esta campaña ha ido acompañada de manifestaciones varias negando, también, que exista falsedad en las denuncias, que suelen presentar algunas mujeres, por maltrato, cuando una pareja está inmersa en un proceso de ruptura; con la intención de conseguir ventajas procesales.

Vamos a abordar el primer asunto (el otro lo dejaremos para otra ocasión)
Los “negacionistas” del Síndrome de Alienación Parental (SAP para abreviar) dicen, entre otras cosas de especial enjundia que, el SAP no ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud. Recurriendo al llamado “principio de autoridad” a la manera de los teólogos, nos pretenden convencer de que algo no existe mientras “los que más saben” no digan/certifiquen/avalen que tal realidad es cierta… O sea, que mientras la OMS u otro organismo internacional no afirmen que el planeta Tierra es redondo, la Tierra seguirá siendo plana…
Según las personas que niegan el SAP, algo tan viejo como la propia Humanidad, el que papás y mamás recurran a crear en sus vástagos conflictos de lealtades, recurran a amedrentar y manipular haciendo uso de comentarios despectivos, maliciosos, etc. acerca del otro progenitor para intentar que acaben odiándolo, e incluso consiguiendo que se aparten definitivamente de él o ella… No existe, es un invento de gente malvada, maltratadores, y cómplices de los maltratadores. Ni que decir tiene, que cuando hablan de “maltratadores” se refieren única y exclusivamente a maltratadores “varones”, pues según ellos y ellas, el maltrato tiene un solo sentido: hombres verdugos-mujeres víctimas… ¡Pero si hasta se da en las “familias intactas”, en las que los papás y las mamás viven juntos!
El motivo por el cual esta gentuza niega la existencia de la alienación parental es sencillamente porque rompe con el dogma del feminismo subvencionado y políticamente correcto, según el cual “la violencia es unidireccional” (mejor habría que decir “de sentido único”), el dogma de que los hombres son unos malvados, canallas, y las mujeres unas benditas, madres abnegadas, fieles y nobles esposas/compañeras, dadas a la resolución pacífica de los conflictos (de los que ellas, ¡faltaría más! nunca son responsables, siempre es el otro…) a la cordialidad, al buen trato, y ni que decir tiene que todos los males de este mundo son responsabilidad exclusiva de los varones (y de los que están por llegar)
De veras que se trata de querer rizar el rizo; y el problema añadido es que cuentan con una enorme cantidad de “intelectuales”, “tertulianos”, “opinadotes”, trovadores diversos que viven a la sombra del poder, que se arriman al sol que más calienta, que en una actitud tan canalla como los y las promotores de tal atentado e insulto contra la inteligencia, no dudan en apoyar de manera entusiasta a gente de semejante calaña.
Es del todo increíble que haya gente que ponga en cuestión tamaña forma de maltrato a la infancia.
Dentro de unos días (un año más) se conmemorará el “Día Internacional de los Derechos del Niño” –también de la niña- y los mismos voceros y aduladores, que niegan el maltrato cruel al que algunos padres y madres someten a sus hijos cuando se divorcian –con la inestimable colaboración de jueces, fiscales, abogados, psicólogos…- se acordarán de la situación de abandono, desamparo, y diversas formas de maltrato que sufren los menores de otros lugares del mundo, porque según ellos “aquí no pasa nada, vivimos en el mejor de los mundos posibles, en el país de la igualdad…”
Se olvidarán –también un año más- de que el principal derecho de los niños, además del derecho a la vida, es el derecho a tener padre y madre; se olvidarán de que la única opción tras el divorcio –para que los menores sigan conservando a papá y mamá- es la Custodia Compartida, se olvidarán una vez más, de que el Síndrome de Alienación Parental (que existe pese que por el Ministerio de “igual-da” y el CGPJ lo nieguen) se puede evitar con la Custodia Compartida, con la que el niño puede convivir y tener contacto frecuente con ambos progenitores, evitando o haciendo más difícil que los hijos puedan ser manipulados.
No puedo acabar sin recordar que un estudio del Departament of Health and Human Services, Administration for Children and Familie, National Center on child Abuse and Neglect, realizado en los EEUU el año 1996, concluyó que la ausencia o la falta de contacto frecuente con el padre pueden ocasionar en los niños graves trastornos tales como:
– 5 veces más propensión al suicidio.
– 32 veces más propensión a irse de casa.
– 20 veces más propensión a tener desórdenes de conducta.
-14 veces más propensión a cometer actos de precocidad y abuso sexual.
– 9 veces más propensión a abandonar los estudios.
– 10 veces más propensos a abusar de sustancias químicas y drogas.
– 20 veces más propensos a acabar en prisión.

Carlos Aurelio Caldito Aunión.
Presidente de Custodia Compartida, Padres y Madres en Igualdad
www.ccpmi.eu

Asociación Catalana de Padres Separados

Acerca de Editor

Administradores de la web de l'Associació Catalana de Pares Separats. ACAPASE

Deja un Comentario