Miércoles , 19 diciembre 2018
Última Hora
Inicio » Noticias ACAPASE » El imparable aumento de las separaciones conflictivas
El imparable aumento de las separaciones conflictivas

El imparable aumento de las separaciones conflictivas

Eva Rodríguez: «La mediación tiene muchas ventajas, pero no debería ser obligatoria» Sagrario Yarnoz: «Divorcio no tiene que ser igual a problemas si se hace bien» Eva Cerón: «Se acude a triquiñuelas para incumplir las resoluciones judiciales» Justo Sáenz: «Los padres se separan, pero no los hijos de sus progenitores»
SAN SEBASTIÁN. DV. Frente al aumento de separaciones conflictivas, la mediación surge como una herramienta eficaz, complementaria al proceso judicial, para que la pareja pueda encauzar civilizadamente su futura relación, en especial si hay hijos de por medio. En Euskadi no existe una norma que regule la mediación familiar, si bien el Ejecutivo autónomo ha elaborado un proyecto de ley que se encuentra ya en la Cámara vasca para su inminente aprobación. Esto garantizará una mediación gratuita y pública, así como la creación de puntos de atención profesionalizada en los tres territorios. Alrededor de 1.700 separaciones se registran anualmente en Gipuzkoa. El año pasado 1.719, de las que el 29% fueron conflictivas, porcentaje que se ha venido incrementado en los últimos dos años por diversas causas, aunque muy especialmente debido a la lucha por la custodia de los hijos y por el reparto de los bienes.
(…) Analizando los datos, del 2002 al 2004 vemos que el promedio de contenciosos en el País Vasco rondaba el 30%, y en Gipuzkoa, el 23%. Pero es a partir del 2005 cuando estalla la conflictividad. Y así vemos que en Euskadi la media pasa al 35% y en Gipuzkoa, al 29%. Esto coincide con la puesta en vigor de dos leyes, la nueva del divorcio y la de violencia de género. Así que la primera conclusión es que algo está fallando y que ambas leyes deben ser revisadas. Por otro lado, los hombres están empezando a pedir la guarda y custodia compartida. Ha cambiado el espectro social, la mayor parte de las parejas que se separan tienen menos de 35 años y ambos participan en la educación y cuidado de los hijos, pero a la hora de separarse o divorciarse tienen que llegar a un acuerdo sobre la guarda y custodia compartida. Y normalmente ahí intervienen varias situaciones que hace muy difícil llegar a acuerdos. Además, en algunos casos está habiendo una utilización perversa de la ley de violencia de género para conseguir determinadas ventajas de cara a la separación o divorcio o para coaccionar a la otra parte. Y en esto nos basamos en datos del CGPJ referentes al País Vasco: tanto en 2005 como en 2006, el 46% de las denuncias han sido archivadas, o sobreseídas, o bien ha sido declarada inocente la persona acusada. Y además se observa que está aumentando la manipulación de los menores para evitar la guarda y custodia compartida. Y hay otro dato que influye en la conflictividad. Es la carestía de la vida, y más concretamente de la vivienda.
(…) El objetivo fundamental que deben llevar todas las actuaciones es prevenir el aumento de la conflictividad en el momento de la separación o el divorcio. Ante ello, la legislación francesa está bastante bien. Los jueces tienen la posibilidad de remitir a un servicio de mediación familiar y las partes pueden utilizarlo o no. Aquí, en Gipuzkoa, desde hace algún tiempo se está realizando algo similar. Agipase, desde 1996, viene realizando un programa al que acuden personas que están en situación de conflicto familiar. La trabajadora social hace un análisis de la situación y deriva a servicios especializados; paralelamente se da un cursillo sobre coparentalidad, porque es lo único que une a las partes: los hijos. Por tanto, apoyamos la mediación, pero una mediación familiar integral, que sea preventiva y pluridisciplinar. Porque la mediación es un proceso que reduce costes económicos y psicológicos; fomenta la utilización del diálogo como método de resolución de los conflictos y facilita la continuidad de los hijos con el padre y con la madre. Los cónyuges se separan, pero los hijos no tienen por qué separarse de sus progenitores. La mediación posibilita eso, que las partes acuerden de manera autónoma su futuro.
(…) Sólo una reflexión. Vamos a un porcentaje del 50% de separaciones o divorcios. Paralelamente, está aumentando la contenciosidad. En estos momentos hay un problema muy grave: hay 20.000 niños en todo el Estado que sufren un síndrome de alienación parental. Muchas veces el problema es que ni tan siquiera se sabe lo que es la mediación. Pero, además es que la mediación rentabiliza recursos. Los juzgados están a tope y si previamente se pasa por una mediación, los juzgados sólo tendrían que firmar acuerdos. Para la pareja es fundamental.
(…) No me parece que Gipuzkoa sea el territorio más desasistido. Estamos con un 29% de contenciosidad, cuando Vizcaya, por ejemplo, tiene un 38%. Esto es así porque desde el año 98 tanto la Diputación como el Gobierno Vasco han apoyado a las organizaciones que hemos venido realizando mediación familiar. Y se nota. Y en cuanto a los incumplimientos, en una encuesta que hicimos entre más de un millar de casos salía un 12% en relación a las pensiones alimenticias. Lo que nos encontramos es que había mala fe en determinados sectores, básicamente en profesionales autónomos, pero también existía un fenómeno cada vez mayor de progenitores no custodios que realmente no pueden pagar la pensión. Ante estas situaciones, lo que nosotros venimos diciendo desde el 2003 es que se debe crear el fondo de garantía social para la situación de impago de pensiones. Pero el Gobierno Vasco, que es la instancia competente para ponerlo en marcha, no lo ha hecho. Y respecto al incumplimiento del régimen de visitas, hay que decir que está aumentando en estos momentos de una manera alarmante. Hay manipulación de los menores, bien por parte del progenitor custodio, bien por parte de ambos progenitores, y vemos que ahí tiene que haber medidas legislativas claras. Porque en este momento las obstaculizaciones salen gratis. Hasta el punto de que un progenitor no custodio puede llevar un año, dos años o tres años sin ver a su hijo y no pasa absolutamente nada; sólo pasa que ha perdido la relación con su hijo, y el hijo, lo más grave, con el padre. Y otro asunto que también nos preocupa se refiere a los gastos extraordinarios, que al no estar regulados, cada vez hay más quejas al respecto.
(…) El futuro de la mediación tiene que ir acompañado por otras medidas legales. Entendemos que se debe modificar la ley del divorcio, adaptándola a los modelos europeos: la mayoría de los países tienen la guarda y custodia compartida como norma. Bajo dos criterios básicos: el principio de la igualdad hombre-mujer y el derecho del menor a relacionarse con ambos progenitores. Hay que modificar la ley para que la norma sea la guarda y custodia compartida y la disolución de los gananciales. La mediación familiar del País Vasco va a ser gratuita y pública y sí vemos como extrema necesidad de esta ley que recoja la iniciativa social.
http://www.diariovasco.com/20071029/al-dia-sociedad/imparable-aumento-separaciones-conflictivas-20071029.html
Asociación Catalana de Padres Separados

Acerca de Editor

Administradores de la web de l'Associació Catalana de Pares Separats. ACAPASE

Deja un Comentario