Miércoles , 31 octubre 2018
Última Hora
Inicio » Noticias ACAPASE » « Lo fundamental es que la ruptura se haga a través de acuerdos entre la pareja para que las consecuencias sean mínimas»
« Lo fundamental es que la ruptura se haga a través de acuerdos entre la pareja para que las consecuencias sean mínimas»

« Lo fundamental es que la ruptura se haga a través de acuerdos entre la pareja para que las consecuencias sean mínimas»

«Lo fundamental es que la ruptura se haga a través de acuerdos a los que llega la propia pareja». Esa es la fórmula que ofrece Juan Daponte, mediador y psicólogo clínico que también trabaja en dos centros escolares, para que los hijos sufran lo menos posible ante la separación de sus padres.
Entonces, en ese caso, las consecuencias son mínimas para los hijos.
-Efectivamente. Cuando no hay acuerdos y se llega a los juzgados, todo se complica para los menores y también para los adultos. Es complicado para todos. Pero cuando se llega a un buen acuerdo por parte de los componentes de la pareja se lleva mejor. Los niños son mucho más flexibles mentalmente y se adaptan bien a los cambios.
-Cuando hay una ruptura, ¿qué asunto pesa más, el de la custodia o el del dinero?

-Los dos temas son importantes. Hay padres que le dan mucha más importancia a uno que a otro. Pero cada vez es más frecuente encontrarnos con padres que se han separado e independientemente del acuerdo judicial han ido a más. Es decir, junto con el régimen de visitas estipulado, como los ex cónyuges tienen buena relación, el niño puede ir con uno de ellos, por ejemplo, un día adicional a la semana… Ellos mismos llegan a un acuerdo.
Llegar a ese acuerdo es entonces lo que busca un proceso de mediación.
-Un mediador es una figura que ayuda a los padres a llegar a un acuerdo. Y sobre todo que este sea un acuerdo sólido entre ambas partes desde un principio. Basta con repasar las estadísticas para comprobar que los convenios alcanzados por mediación duran mucho más en el tiempo.
-¿Y qué me dice de la custodia compartida?
-Las circunstancias de cada familia determinan que a veces los acuerdos a los que se llegan sean un poco raros. Hemos conocido casos de niños que viven un año en una ciudad y otro año en otra. Pero cuando eso está consensuado por los padres, es también admitido por los hijos. Muchas veces, aunque haya casos que resultan incomprensibles desde fuera, para los hijos no presentan problemas. Lo que debe quedar claro es que la separación es un elemento normal en la vida de los individuos, lo que no quiere decir que todo el mundo vaya a romper.

http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2007/10/21/0003_6246064.htm

Asociación Catalana de Padres Separados

Acerca de Editor

Administradores de la web de l'Associació Catalana de Pares Separats. ACAPASE

Deja un Comentario